Psicología y Eneagrama

Alejandra Godoy Haeberle Psicóloga Universidad Católica Doctorada en Psicología Clínica en la Freie Universität Berlin

jueves, septiembre 01, 2005

ENEAGRAMA, PSICOLOGIA Y PSICOTERAPIA: Continuación

Tampoco ha despertado mayor interés su
aplicación al campo de la sexología, la homosexualidad,
la psicología de género y la etaria, etc. Finalmente,
aunque el Eneagrama de las Relaciones Interpersonales incorpora
elementos de la Teoría General de los Sistemas, empero no
incluye elementos ambientales de otra índole como los
socio-culturales religiosos ni los económicos.







Personalmente, el Eneagrama me ha sido de mucha
utilidad, tanto en mi vida
personal como en mi rol de terapeuta. Entrega otros lentes con los
que mirar al ser humano dentro de los distintos subsistemas a los que
pertenece y observar el tipo de relaciones que establece con los
demás, ampliando la visión acerca de lo que se puede
considerar “normal” o patológico. Si en el plano
teórico es dable discutir la validez de este enfoque, el
escepticismo no cabe en el plano terapéutico; por mucho que se
lo descalifique, epur si move como diría Galileo.
Efectivamente, como herramienta terapéutica es indudablemente
muy efectivo. La recopilación de información es mucho
más rápida, el “diagnóstico” y la
“etiología” son más precisos y, el hecho de
compartir el mismo paradigma con el paciente, hace que las terapias
sean más cortas y fructíferas. Se podría señalar
que habría una contradicción entre insistir en los
beneficios terapéuticos de este modelo y afirmar, al mismo
tiempo, que el tipo básico no cambia. En este estricto
sentido, ciertamente la gente no cambia, pero sí evoluciona (o
mejora, como preferirían decir otros).







Por otra parte, la terapia tiene un efecto expansivo, ya
que cuando crece un miembro de la familia, inevitablemente se
modificará el sistema familiar; similarmente, se “expande”
a las amistades y a otras redes sociales, como se puede comprobar
repetidamente. Asimismo, la persona aplica sus nuevos conocimientos a
otras áreas de su vida (p.e. relación de pareja,
laboral). Facilita el reírse de uno mismo y reírse con
el paciente, no tomarse tan en serio, lo que resulta muy terapéutico
(también para el terapeuta). Al reconocer el eneatipo del
terapeuta, el paciente se va a sentir dentro de una relación
más paralela, lo que redundará en el rapport. Una
ventaja no menor es que es entretenido. Frente al miedo al
encasillamiento, suelo explicar que es un mapa aproximativo muy
general, que sólo orienta respecto a algunas coordenadas, como
que vive en Sudamérica, en Chile, en Santiago y, con suerte,
sugerirá en cuál comuna. Que no se preocupen, que jamás
delatará la dirección exacta.







Sin embargo, a pesar de las ventajas mencionadas y de lo
auspicioso que parece el panorama a futuro, los expertos en el
Eneagrama ya no se encuentra como en el período inicial
cuando, con la profusión de publicaciones, se originaron
expectativas un tanto irracionales, de un exuberante optimismo. A
medida que se fue profundizando, fue surgiendo un cierto escepticismo
junto a un miedo al fanatismo y al dogmatismo. Ahora ya no se lo
insinúa como una potencial panacea universal para la
psicología. No se sugiere que se pueda llegar a elaborar LA
tipología basada en LA teoría de la Personalidad y de
las Diferencias Individuales. Incluso, como dentro de todo ámbito
de estudio, hoy existen distintas “escuelas”
eneagramáticas. Tampoco se sostiene que, como terapia, sea
beneficiosa ni en el mismo grado ni para cualquier persona o
relación, tal como ha quedado explicitado en algunos trabajos
que publican testimonios de pacientes. Más bien, sería
un marco teórico que propone distintas puertas por donde
adentrarse, al mismo tiempo, en las problemáticas humanas; que
ilumina un amplio campo de factores que se vislumbran como
prometedores. No obstante, las principales críticas efectuadas
desde dentro del sistema apuntan, particularmente, a que los intentos
epistemológicos son casi nulos y que la atención se ha
centrado predominantemente en sus resultados y métodos.









APENDICE:






Breve descripción
de los tres centros
y sus correlaciones
:







Centro del sentir (2, 3 y 4): esta triada se
correlaciona con el área afectiva, con el cerebro mamífero
o sistema límbico, con el instinto social, con tendencias
histeroides y con la inteligencia emocional (inter e intrapersonal).
Se trata de la familia de la vanidad, con su problemática
de inautenticidad. Ven la vida como donde se establecen las
relaciones afectivas, por lo que están más centrados en
el pasado. Suelen tener problemas de autoestima y conflictivas en sus
relaciones interpersonales; buscan atención y amor; se sienten
dominados por la emoción de vergüenza y por un anhelo
carencial melancólico.



Centro del pensar (5, 6 y 7): esta triada se
correlaciona con el área cognitiva, con el cerebro neomamífero
o neocorteza, con el instinto de auto-preservación, con
tendencias esquizoides y con la inteligencia intelectual. Se trata de
la familia del miedo, con presencia de angustia inhibidora.
Ven la vida como un puzzle o un enigma a resolver, por lo que están
más centrados en el futuro. Suelen tener problemas de
desconfianza, desorientación y con el hacer; buscan
conocimientos y seguridad; se sienten dominados por la emoción
del miedo y de la ansiedad.







Centro instintiva-motora (8, 9 y 1): esta triada
se correlaciona con el área físico-corporal, con el
cerebro reptiliano o primitivo, con el instinto sexual, con
tendencias rígidas y antiintraceptivas; y, con la inteligencia
visceral. Se trata de la familia de la pereza, la que ha
perdido contacto con su propia interioridad. Ven la vida como una
selva donde hay que tratar de sobrevivir, por lo que están más
centrados en el presente. Suelen tener problemas con los límites
respecto a los demás y con el control; buscan poder y
autonomía; se sienten dominados por la emoción de la
rabia y por tendencias impulsivas.







Triadas del Estilo
Social
:







Tipos Sociales (1, 2 y 6): tienden a acercarse a
los demás en forma complaciente o sumisa a su Superyo. Buscan
apoyo y afecto. Tienen problemas de confianza en si mismos y de
dependencia. Sufren conflictos con las figuras de autoridad. Suelen
ser culposos y rígidos. Problemáticas relativas al uso
del centro mental, el menos desarrollado o el más inhibido.
Tendencias cercanas a los tipos emocionales y al instinto social.







Tipos Retirados (4, 5 y 9): tienden a apartarse
de los demás en forma resignada. Buscan libertad interior.
Tienen problemas de confianza en los demás, no creen que los
otros sean capaces de apoyar. Sufren conflictos tanto con las figuras
nutrientes como con las de autoridad. Suelen ser orales y depresivos.
Problemáticas relativas al uso del centro instintivo-motor, el
menos desarrollado o el más inhibido. Tendencias cercanas a
los tipos mentales y al instinto de auto-preservación.







Tipos Combativos (3, 7 y 8): tienden a enfrentar
asertivamente a los demás en forma confrontacional. Buscan
obtener recursos para sobrevivir. Tienen problemas de confianza en el
amor de los otros. Sufren conflictos con las figuras nutrientes.
Suelen ser histeroides, impulsivos y agresivos. Problemáticas
relativas al uso del centro emocional, el menos desarrollado o el más
inhibido. Tendencias cercanas a los tipos viscerales y al instinto
sexual.







Triadas del Estilo
Afectivo
:







Tipos Frustrados (1, 4 y 7): predomina la
sensación de un ego hambriento, especialmente en relación
con su necesidad básica existencial (autonomía, afecto
o seguridad respectivamente). En la infancia sintieron que sus
necesidades no fueron adecuadamente satisfechas, se sintieron
frustrados y quedaron con una orientación negativa hacia,
respectivamente, las figuras de autoridad, las nutrientes o hacia
ambas a la vez. Tienden a subutilizar su estilo de inteligencia.
Suelen tener un autoconcepto de pseudoinferioridad y a guiarse por
cánones externos. Esperan obtener receptivamente aquello que
creen necesitar, creen que si cumplen con las normas, el mundo les va
a dar lo que tanto ansían. Cercanos a los tipos emocionales y
al instinto social.







Tipos Rechazados (2, 5 y 8): predomina la
sensación de un ego inseguro, especialmente respecto de su
necesidad básica existencial (afecto, orientación o
autonomía respectivamente). En la infancia sintieron que no
calzaban en su medio, que no tenían un nicho donde satisfacer
sus necesidades, se sintieron rechazados y quedaron con una
orientación ambivalente, respectivamente, hacia las figuras de
autoridad, las nutrientes o hacia ambas a la vez. Tienden a
sobreutilizar su estilo de inteligencia. Su autoconcepto es de
pseudo-superioridad y se guían por su propio orden interno.
Buscan activamente el logro de sus objetivos vitales; piensan que si
tienen en sus manos las riendas de su vida, van a conseguir las metas
que creen necesitar. Cercanos a los tipos mentales y al instinto
sexual.







Tipos Apegados (3, 6 y 9): predomina la sensación
de un ego elusivo, pero robótico ante su necesidad existencial
básica (afecto, seguridad o autonomía respectivamente).
En la infancia sintieron que les reforzaron demasiado su necesidad
existencial básica, se apegaron rígidamente a ella y
quedaron con una orientación positiva hacia, respectivamente,
las figuras de autoridad, las nutrientes o hacia ambas a la vez.
Tienden a reprimir su propio estilo de inteligencia, la bloquearon o
se desconectaron de ella. Su autoconcepto es de pseudoadaptado y se
guían inconscientemente por un orden pseudo armónico
entre lo interno y lo externo. Tratan de conciliar su yo con aquello
con lo que se identificaron positivamente; creen que si se aferran a
ello van a lograr una imagen estable de si. Cercanos a los tipos
viscerales y al instinto de auto-preservación.







Triadas del Estilo
Defensivo
(o Grupos Armónicos)
:







Tipos Positivos (2, 7 y 9): ante las crisis
tienden a realizar una connotación optimista de la situación.
Como predomina un temperamento sensible a la frustración,
aprendieron a reprimir lo negativo y a usar maniobras escapistas ante
el dolor. Suelen ser evitativos. Temen tomar contacto con las sombras
de su interioridad y tienen problemas en identificar sus necesidades.
Cercanos a los tipos emocionales y al instinto social.



Tipos Competentes (1, 3 y 5): ante las crisis
tienden a ponerse lógicos y objetivos para superar la
situación. Predomina un temperamento inhibido y en su sistema
familiar aprendieron a encontrar soluciones. Suelen ser
auto-controlados. Temen contactarse con el dolor de sus vidas y
tienen problemas con como enfrentar las normas. Cercanos a los tipos
mentales y al instinto de auto-preservación.







Tipos Reactivos (4, 6 y 8): ante las crisis
tienden a expresar sus emociones negativas buscando una reacción
en los demás y así sentir que tienen el control.
Predomina un temperamento hiperestésico y suelen explotar ante
las frustraciones. Tienden a ser emotivamente intensos. Temen perder
el control de sus afectos y sufren con sus sentimientos
contradictorios. Cercanos a los tipos viscerales y al instinto
sexual.











BIBLIOGRAFIA
GENERAL
:







Allport, Gordon.; Personalidad: una interpretación psicológica



La Personalidad



Amelang, M. y Bartussek, D.; Psicología Diferencial e
investigación de la personalidad



Appleby, J.; Hunt, L. y Jacob, M.; La verdad sobre la Historia



Arroyo, M. y Roca, M.; Trastornos de la personalidad. Perspectiva
psicobiológica



Aulestia, Miguel Angel; El proceso de individuación y el
continuo normalidad-patología



Barlow, D. y Durand, M.; Psicología Anormal. Un enfoque
integral



Berne, Eric; Juegos en que participamos



Qué dice usted después de decir Hola?



Brody, N. y Ehrlichman, H.; Psicología de la personalidad



Buss, A. H. y Plomin, R.; El desarrollo de la personalidad. Una
perspectiva temperamental



Cancrini, L. y La Rosa, C.; La caja de Pandora. Manual de psiquiatría
y psicología



Cauvin, P. y Cailloux, G.; Sé tú mismo. De la tipología
de Jung al MBTI



Clark, L. A. y Watson, D.; Temperament: a new paradigm for trait
psychology



Conlan, Roberta; Estados de ánimo. Cómo nuestro cerebro
nos hace ser como somos



Damasio, Antonio; El error de Descartes



Davison, G. y Neale, J.; Klinische Psychologie



Diamant, L. y McAnulty, R.; The psychology of sexual orientation,
behavior and identity. A Handbook



Durant, Will; Historia de la Filosofía



Echeverría, Rafael; El buho de Minerva



Eysenck, Hans y Michael; Personalidad y diferencias individuales



Fabry, Joseph; La búsqueda de significado



Fadiman, J y Fragor, R.; Teorías de la personalidad



Fedeli, Mario; Temperamento, carácter y personalidad



Fenichel, Otto; Teoría psicoanalítica de las Neurosis



Ferrater Mora, José; Diccionario de Filosofía



Fierro, Alfredo; Manual de psicología de la personalidad



Personalidad, persona, acción.



Fischer, Alvaro; Nuevos paradigmas a comienzos del tercer milenio



Foucault, Michel; Enfermedad mental y personalidad



Frager, Robert; Quién soy yo? Tipos Psicológicos y
Autorrealización



Frankl, Victor; El hombre en busca de sentido



Psicoterapia y humanismo



Ante el vacío existencial. Hacia una humanización de la
psicoterapia



Fromm, Erich; El miedo a la libertad



Del tener al ser



Gardner, Howard; La nueva ciencia de la mente. Historia de la
revolución cognitiva



Gimeno-Bayón; Comprendiendo cómo somos. Dimensiones de
la Personalidad



Grof, Stanislav; Psicología Transpersonal



Halverson, C, Kohnstamm. G. y Martin, R; The
developing structure of temperament and personality from infancy to



adulthood



Hirsh, S. y Kummerow, J.; Tipos de personalidad (MBTI)



Horgan, John; La mente por descubrir. Cómo el cerebro humano
se resiste a la replicación, la medicación y la
explicación



Horney, Karen; La personalidad neurótica de nuestro tiempo



Nuestros conflictos internos



Hurt, S. y otros; Psychological assessment, psychiatric diagnosis,
treatment planning



Jacobson, N. y Gurman, A.; Clinical handbook of couple therapy



Jung, Carl Gustav; Tipos Psicológicos



La psique y sus problemas actuales



Recuerdos, sueños, pensamientos



Kagan, Jerome; Galen`s prophecy



Tres ideas seductoras. La abstracción, el determinismo en la
infancia y el principio del placer



The long shadow of temperament



Kantor, J. R.; La evolución científica de la Psicología



Kenberg, Otto; Trastornos graves de la personalidad



La agresión en las perversiones y en los desórdenes de
personalidad



Kelly, George; Psicología de los constructor personales



Klemm, Otto; Historia de la Psicología



Klinberg, Haddon; La llamada de la vida. La vida y obra de Víktor
Frankl



Kriz, Jürgen; Corrientes fundamentales en psicoterapia



Kretschmer, Ernst; Psicología médica



Labrador, Francisco Javier; Los modelos factoriales-biológicos
en el estudio de la personalidad



Lameiras, M. y Faílde, J.; La psicología clínica
y de la salud en el siglo XXI. Posibilidades y retos



Lersch, Phillip; La estructura de la personalidad



Liebert, R. y Spiegler, L.; Personalidad



Livesley, John; The DSM-IV Personality Disorders



Lowen, Alexander; Bioenergética



El lenguaje del cuerpo



Maslow, Abraham; La personalidad creadora



Melman, Charles; El hombre sin Gravedad; 2003



Millar, James; La pasión de Michel Foucault



Millon, Theodore; Trastornos de la personalidad. Más allá
del DSM-IV



Inventario Millon de estilos de personalidad



Millon, T. y Davis, R.; Trastornos de la personalidad en la vida
moderna



Money, Ehrhart; Desarrollo de la sexualidad humana



Mueller, Fernand-Lucien; Historia de la Psicología



Navarro, José Francisco; Bases biológicas de las
psicopatologías



Neubauer, Meter y Alexander; El sello de la naturaleza. Las raíces
genéticas de nuestra personalidad



Nuñez, Rafael; Integración del estudio psicológico



Ojeda, César; La tercera etapa. Ensayos críticos sobre
psiquiatría contemporánea



Oldham, J. y Morris, L.; New personality self-portrait



Pascal, Eugene; Jung para la vida cotidiana



Pervin, Lawrence; La ciencia de la personalidad



Pervin, L. y John, O.; Handbook of personality.
Theory and Research



Pueyo, Andrés; Manual de psicología diferencial



Pueyo, A. y Marañón, C.; Hans Jürgen Eysenck.
Psicólogo científico



Reich, Wilhelm; Análisis del carácter



Riquelme, R. y Oksenberg, A.; Trastornos de personalidad. Hacia una
mirada integral



Roger, Carl; Psicoterapia



Rubia, Francisco; El cerebro nos engaña



Ruggiero, Guido de; Filosofías del siglo XX



Sánchez, A. y Paniagua, E.; Perspectivas actuales en el
estudio de las diferencias individuales



Sánchez, M. y Casullo, M.; Estilos de personalidad. Una
perspectiva iberomericana. Test Millon



Schneider, Kart; Las personalidades psicopáticas



Schreider, Eugenio; Los tipos humanos



Schultz, Duane y Sydney; Teorías de la personalidad



Sontag, Susan; Contra la interpretación



Strelau, Jan; Temperament: A psychological perspectiva. Perspectives
on individual differences



Thomson, Lenore ; Personality type. A practical guide to
understanding yourself and others through typology



Van den Aarweg, Gerard; Homosexualidad y esperanza



Varela, Francisco; El fenómeno de la vida



Un puente para dos miradas



Villanueva, Martín; Hacia un modelo integral de la
personalidad



Vincent, Jean-Didier; Biología de las pasiones



Watson, Richard; Descartes. El filósofo de la luz



Wright, William; Así nacemos. Genes, conducta, personalidad











BIBLIOGRAFIA ESPECÍFICA
Y TEXTOS DE AUTO-AYUDA
:







Addison, Howard (Rabbi); The Enneagram and the Kabbalah ((1998)



Aspell, Patrick y Dee; The Enneagram personality portraits. Enhancing
professional relationships (1997)



Baron, R. y Wagele, E.; El Eneagrama. Descubrir los nueve tipos de
personalidad (1994; 1995)



El Eneagrama. Clave para las relaciones perfectas (1995; 1996)



Baron, Renee; What type am I? (1998)



The four temperaments (2004)



Bauer, Ingrid y Kurt; Enneagramm. Stufen zur Vollkommenheit (1995)



Beesing, M.; Nogosek, R. y O`Leary, P.; El Eneagrama. Un camino hacia
el autodescubrimiento (1992; 1995)



Bennett, J. G.; Profundidad del hombre (1977; 1990)



Estudios sobre el Eneagrama (1979; 1994)



Carrión Lopez, Salvador; Eneagrama (1997)



Eneagrama y PNL. El despertar de la esencia (2000)



Daniels, D. y Price, V.; Eneagrama esencial. Test de personalidad y
guía de autodescubrimiento (2000; 2002)



De Castro, Juan; Creciendo con el Eneagrama (2004)



Enneagram Monthly (desde 1995)



Enneastyle & A division of Enneagram Explorations; Instictual
Subtypes (1995)



Equipo de Expertos ÓMICRON; El Eneagrama. Manual práctico
para alcanzar el conocimiento más profundo



de sí mismo y de los demás (1996)



Fitzgerald, E. y Bergin, E.; The Enneagram. Paths
to wholeness.
Subtypes, wings and arrows
(1998)



Friedlander, Joel; Tipos humanos: su esencia a través del
Eneagrama (1992; 1994)



Fumagalli, Tiziana; El Eneagrama práctico (1999; 2000)



Gallen, M.A. y Neidhardt, H.; Das Enneagram unserer Beziehungen
(1994)



Graiño, Cristina; Eneagrama. Un camino hacia la luz (2004)



Hurley, K. y Donson, T.; Enneagram for the 21 century (2000)



Kelley, Mary Helen; Reality in three dimensions. Reflection of the
Trinity (1992)



Keirsey, D. y Bates, M; Please understand me. Character &
temperament types (1978; 1984)



Keirsey, David; Por favor, compréndeme II. Temperamento,
character, inteligencia (1998; 2001)



Kingma, Daphne; The 9 types of lovers (1999)



Kroeger, O. y Thuesen, J.; Types Talk. The 16 Personality Types that
determine how we live, love and work. Based on the



Myers-Briggs Type Indicator (1988)



Lilly, John y Antonieta; The dyadic cyclone (1976)



Mahon, David; De cara a Dios. Una introducción al Eneagrama
(1998; 2003)



Maitri, Sandra; La dimension spiritual del Eneagrma. Los nueve
rostros del alma (2000; 2004)



Melendo, Maite; En tu centro el Eneagrama (1993)



Vivencias desde el Eneagrama (1999)



Naranjo, Claudio; Eneagrama o Fijaciones (Notas SAT, Berkeley, 1972)



Estructura de los Eneatipos. Autoanálisis para el buscador
(1988; 1990)



La única búsqueda. Hacia una metodología
comparada de los caminos de la conciencia (1989)



Carácter y Neurosis. Una visión integradora (1994;
1997)



Enneatypes in psychotherapy (1995)



El Eneagrama de la sociedad. Males del mundo. Males del alma (1995;
2000)



Autoconocimiento transformador. Los Eneatipos en la vida, la
literatura y la clínica (1997,1998)



Ouspensky, P. D.; Psicología de la posible evolución
del hombre (1945; 1954; 1988)



Palmer, Helen; El Eneagrama (1988; 1994)



The Enneagram in love and work (1993)



Pangrazzi, Arnaldo; El Eneagrama. Un viaje hacia la libertad (1997)



Patterson, William; Taking with the left hand. Enneagram craze,
people of the Bookmark & The Mouravieff “Phenomen”



(1998)



Riso, Don Richard; Tipos de personalidad (1987; 1993)



Comprendiendo el Eneagrama (1990; 1994)



Discovering your personality type (1992);



Cambia con el Eneagrama (1993; 1997)



Descubre tu perfil de personalidad en el Eneagrama (1995; 1997)



Riso, D. R. y Hudson, R.; Personality types (1996)



Understanding the Enneagram. The practical guide to personality types
(2000)



La sabiduría del Eneagrama (1999, 2000)



Robinson, L. y Salmon, E.; Eneagrama



Rohr, Richard y Andreas; El Eneagrama. Los nueve rostros del alma
(1989; 1996)



Eneagrama y crecimiento espiritual (1995)



Salmon, Eric; El ABC del Eneagrama. Cómo reonocer las
diferentes fuerzas que nos animan (1997)



Searle, Judith; The literary Enneagram (2001)



Vollmar, Klausbernd; Das Enneagramm. Praktische
Lebensbewältigung mit Gurdjieffs Typenlehre (1993)



The Enneagram workbook (1994)



Wagele, Elizabeth; Eneagrama para padres y educadores (1997; 2004)



Wagner, Jerome; The Enneagram spectrum of personality styles



Webb, Karen; The Enneagram. (1996)



Wright, Dick; The Enneagram Triads (1997)



Wyman, Pat; Three keys to self-understanding. An innovative and
effective combination of the Myers-Briggs



type indicator assessment tool, the Enneagram and Inner-Child Healing
(2001)



Zannos, Susan; Los tipos de personalidad. Cómo conocer a los
demás y a ti mismo mediante el Eneagrama



Zuercher, Suzanne; La espiritualidad del Eneagrma. De la compulsión
a la contemplación (1995; 1996)



























Alejandra Godoy Haeberle



Psicóloga Universidad Católica



Doctorada en Psicología Clínica en la Freie Universität
Berlin



Edificio Médico Alcántara: Apoquindo 3990 Oficina 1005



Fono: 2070926



Fono y Fonofax: 2071126



Correo electrónico: algodoy@vtr.net







Formación en las áreas: psicoanalítica,
jungiana, conductual-cognitiva, sistémica, Eneagrama e
Hipnosis



Especialización en: terapia individual adultos, terapia de
parejas, sexología y homosexualidad egodistónica



Trastornos de Personalidad, Depresión, Trastornos de Pánico,
Obesidad y Bulimia